Teletrabajo

“El trabajo es algo que usted hace, no algo a lo que viaja”.
-Leonhard, Woody, The Underground Guide to Telecommuting, Addison-Wesley 1995

El teletrabajo es el acto de trabajar sin estar en la oficina; y de esa manera, evita el viaje diariamente al trabajo. Es una solución a los atascos causado por coches con solo un pasajero. También, disminuye la contaminación del aire y el uso de petróleo.

Un programa de teletrabajo exitoso requiere un estilo de dirección basado en resultas y no en microgerencia, la dirección por objetivos y no por observación. Según un estudio en 2001 de la Fundación de la Política del Empleo, 25 millón de americanos trabajaban en casa una vez al mes y 19.8 millón (15%) de esos trabajadores trabajaban en casa una vez a la semana. El teletrabajo es una tendencia creciente.

Los beneficios afectan al empleador y al empleado, especialmente los empleadores quienes tengan costos altos de operación relacionado con una necesidad para una oficina central. Para el empleado, inversiones inicias en la infraestructura y hardware de la red están compensados en la potencial de productividad aumentado. Empleados, quienes teletrabajen, sienten mejor bienestar a causa de pasar más tiempo con sus familias y tienen menos estrés relacionado con el viaje diariamente al trabajo.

La flexibilidad del teletrabajo es un prerrequisito deseable para empleados futuros. Según un estudio en 2008 de ¨Robert Half International Financial Hiring Index¨, 13% de 1,400 directores financieros consideran que el teletrabajo es el mejor incentivo de contratación.

Hoy en día, software está disponible para que los empleadores y los empleados acceden a su trabajo desde un ordenador con internet.

Si usted está interesado en implementar un programa de teletrabajo, visite Mejores Lugares del Trabajo para Viajeros y mira a “Programas de Teletrabajo”.

¡Recuerde, solo porque no está en el trabajo, no significa que no está trabajando!